Es frecuente que los pacientes de nuestro Centro de Fisioterapia en Moratalaz acudáis a consulta aquejados de dolor de hombro.

Existe un amplio abanico de causas que producen dolor de hombro. Tendinitis,  secuelas de fracturas y luxaciones son causas habituales. Pero no dejan de ser frecuentes los problemas de esta articulación relacionados con problemas en la  mandíbula.

ATM y dolor de hombro. ¿Cómo se relacionan?

Debido a que las cadenas musculares entre el cráneo, la articulación temporomandibular o ATM, el hueso hioides, la columna cervical y la cintura escapular (formada por ambas clavículas y escápulas) están entrelazadas, si la mandíbula está desalineada esto puede provocar una serie de desajustes desde la cabeza hasta los brazos. Una “mala mordida” o maloclusión dental, a menudo causa un desequilibrio en la relación de la ATM con el cráneo, a su vez coloca a la mandíbula en una posición tensa que envía dolor a los músculos del cuello, los hombros y la espalda.

Las estadísticas señalan que las mujeres tienen el doble de probabilidad que los hombres de sufrir una afección en la ATM. Esto, entre otras causas, se debe a que los cambios en los niveles de estrógeno modifican al colágeno y a la elastina. Estas proteínas están presentes en el disco y cápsula articular de la ATM, por lo que la presentación de síntomas será mucho más probable que en los hombres.

Dolor de hombro y ATM

Si los huesos que conforman a la mandíbula no se cierran de manera uniforme, posteriormente se puede producir dolor en los hombros. ¿Cómo? Pues cuando los músculos de la mandíbula funcionan de manera ineficiente se rompe el equilibrio: cabeza, cuello, mandíbula y hombros experimentan estrés entre sus tejidos, dolor e inflamación.

Además, si existe una alteración temporomandibular, puede que los músculos de tu mandíbula trabajen extra para permitirte masticar y cerrar la boca correctamente. Este trabajo extra produce músculos tensos y contraídos, lo que puede inclinar la cabeza y los hombros hacia adelante generando compensaciones en los músculos del cuello, el hombro y la espalda. Si los músculos del hombro se fatigan pueden aparecer lesiones como la tendinitis de hombro (que es una lesión por inflamación en los tendones del manguito rotador) o el síndrome subacromial (que se caracteriza por la presentación de dolor en la parte superior del brazo cuando éste se eleva por encima de la altura de los hombros).

Imagen procedente de Atlas de Anatomía de Frank H. Netter

Articulación de la mandíbula y relacion con el hueso hioides, la columna y la clavícula.

 

Imagen procedente del Atlas de Anatomía de Frank H. Netter.

Relaciones vasculares, musculares y nerviosas del cuello y hombro.

Es difícil diagnosticar a la ATM como la causante del dolor de hombro. Además de las complejas relaciones anatómicas, neurológicas y fisiológicas entre éstas estructuras, los síntomas de un trastorno de la ATM pueden parecer ser los de otras enfermedades. En ocasiones, un dolor de hombros puede considerarse como un problema local sin tomar en cuenta su relación con la ATM.

Si estás experimentando algún dolor de hombro que no cede con el tiempo ni con la realización de ejercicios específicos para los hombros, te recomendamos acudir a algún especialista en terapia orofacial y/o en la articulación temporomandibular para descartar a la ATM como causante de tu dolor de hombros.

Artículo redactado por el colaborador de este blog: Fisioterapia-Online.com.

Recuerda que la mejor forma de solucionar tus dolencias siempre ha de ser un buen diagnóstico. Por ello, acudir a profesionales para poner tratamiento a nuestro dolor es imperativo.

Te esperamos en nuestro Centro de Fisioterapia en Moratalaz para cuidar de tu salud poniendo a tu alcance los conocimientos de nuestros profesionales y las técnicas más avanzadas.