Drenaje linfático manual

El drenaje linfático manual (DLM) es un tipo de masaje que actua directamente sobre el sistema linfático, encargado de eliminar toxinas y formar parte del sistema inmunitario.
Esta técnica no se parece a otras de masaje, ya que se realiza de una forma muy suave y a un ritmo muy lento. Con ella, el fisioterapeuta, imita el funcionamiento normal del sistema mejorando su función cuando hay exceso de líquido en los tejidos. Es recomendable por lo tanto en situaciones tales como embarazos, traumatismos, inflamaciones locales articulares por artrosis, retención de líquidos ó celulitis.

Image-courtesy-of-Ambro-at-FreeDigitalPhotos-3

El sistema linfático es una red de órganos, ganglios, conductos y vasos linfáticos que elaboran y transportan linfa desde los tejidos hasta el torrente sanguíneo. El sistema linfático es uno de los integrantes principales del sistema inmunológico del cuerpo y la linfa es un líquido transparente y lechoso, rico en células blancas que luchan contra las infecciones motivadas por virus y bacterias. Esta sustancia circula por el sistema linfático a través de una red de conductos que recorren el cuerpo y convergen en colectores y canales linfáticos, que finalmente se integran al torrente circulatorio. Su misión consiste en recoger de las células los productos metabólicos de deshecho y las toxinas.La circulación linfática está vinculada a la sanguínea, aunque a diferencia de la sangre, la linfa circula en una sola dirección. El sistema linfático funciona como instrumento de depuración o limpieza,  ejerce en calidad de sistema de protección y defensa del propio organismo y tiene una función clave en la nutrición y limpieza de los tejidos.
¿Qué personas pueden hacerse DLM?
En principio puede realizarse DLM cualquier persona que no padezca ningún tipo de patología cardiaca sin que esté controlada, al igual que personas que tengan problemas de tensión, infecciones en la piel, cánceres no tratados o infecciones agudas de cualquier tipo. Personas que tengan un tratamiento para tratar las trombosis no se pueden realizar DLM hasta que el cirujano no de el visto bueno y sea demostrado que la trombosis se ha solucionado mediante un ECO-DOPPLER.
Las indicaciones básicas del drenaje son:
  • Celulitis (la grasa acumulada retiene agua como si fuera una esponja). Leer más…
  • Edemas.
  • Fibromialgia.
  • Piernas cansadas.
  • Edemas por embarazo (prevención de estrías, descarga de las piernas).
  • Linfedemas o edemas linfoestáticos (p.e. en los edemas de brazo tras extirpación mamaria).
  • Postoperatorios: disminución de la inflamación y mejora de la presentación de cicatrices.
  • Edemas en la menstruación.
  • Mastectomías: edemas tras cirugías ganglionares y evitar complicaciones con prótesis.
  • Edemas de origen traumático: hematomas, luxaciones, tirones musculares, siendo muy indicado para la recuperación de los deportistas.
  • Linfedema congénito ó adquirido (primario o secundario).
Recuerda que el drenaje linfático manual es una técnica gradual. Es necesario hacer varias sesiones de una hora una vez por semana, para ver los resultados.
En el Centro de Fisioterapia Mainos ponemos a tu alcance a profesionales del DLM para que el tratamiento sea lo más eficaz posible. El drenaje linfático manual solamente debe ser aplicado por profesionales expertos ya que debe prestarse especial atención en no aplicarse en pacientes con determinadas enfermedades, infecciones o cirugías. Por ello hay que asegurarse de la capacidad y experiencia del profesional que lo realiza antes de ponerse en sus manos.